SOBRE LA OBRA

La Hostería de la Posta, obra del veneciano Carlo Goldini, fue un encargo del marqués Franceso Albergati de Bolonia en 1762. Resuelta la redacción de la pieza en tan sólo siete días de marzo, se estrenó ese mismo verano en la Villa veraniega di Zola.

La Condesa Beatrice, hija del Conde Roberto de Ripalunga, viaja junto a su padre a Milán para contraer matrimonio con un hombre al que no conoce. Un descanso en la hostería de la Posta precipita un inesperado encuentro con el que será su marido, el Marqués Leonardo, que origina un sorprendente enredo al no desvelar su identidad hasta el desenlace de la obra.

Beatrice conseguirá que su padre entienda la necesidad de decidir ella misma el futuro de su matrimonio. El Conde, en favor de su hija, optará por la decisión más razonable.